Hoja suelta donde el Lic. Nelson Escalona Vincenty solicitaba la creación del nuevo partido.


El 20 de agosto de 1967 en la cancha de Country Club nació el Partido Nuevo Progresista. La palma real había prendido en la imaginación de las huestes estadistas y estando impedidos de utilizar la misma se adoptó la insignia de la palma de cocos, que se nos autorizó por el Tribunal Supremo de Puerto Rico, ante el cual hubo que acudir para que se autorizara dicho emblema. Tuvimos que realizar un piquete ante la junta estatal de elecciones para luchar por nuestra insignia de la palma de cocos.

En el precinto 3 de San Juan organizamos el partido Nuevo Progresista en un local propiedad de Don Vicente Hita, quien era un abogado muy prestigioso de la comunidad quien había sido legislador en su juventud. Me seleccionaron como Secretario del precinto, Dolores Sotero fue seleccionado como presidente y algunos que todavía recuerdo como Juan Estrada, Caneti, Carmen luz, Heriberto, Vieques y otros íbamos de calle en calle buscando las firmas para inscribir el partido con una mesita y varias sillas de día y de noche recorrimos los barrios consiguiendo el respaldo que en pocas semanas permitió la inscripción del nuevo partido.





 

Los hombres y mujeres que transcurrimos por esa etapa de la historia política de nuestro pueblo en su inmensa mayoría estamos retirados de la luchas políticas.Unos hemos iniciado otras rutas, algunos,los menos, todavía están inmersos en la misma y otros han fallecido. Es por esta razón que entiendo es necesario perpetuar estas historias para que nuestra generación y las futuras conozcan de primera mano estas incidencias que han dejado una huella a nuestro presente y a nuestró futuro.

 

Ha sido lamentable que a lo largo de la historia de nuestro pueblo y en especifico en el ámbito de la política no se han producido escritos que nos permitan conocer las historias de esas épocas. La nuestra es tan reciente que mucho pudieran pensar que es muy temprano para estos relatos, pero aunque nos parezca asi, lo cierto es que por lo menos de la etapa que pretendo recorrer más intensamente de 1968 a 1984 han pasado 34 años, el transcurrir de una generación.

 

Es imposible ir al detalle de toda esa historia vivida pero a grandes razgos trataré de que los que vivieron las mismas reflexionen y recuerden, los que no las conozcan para que asi aprendan que los eventos políticos de hoy son resultados de los eventos del ayer. He tratado que el relato que hago sea el puro recuerdo en cada uno de los asuntos, mis excusas por anticipado, reitero a quienes ignore por olvido, o a quienes les adjudique el recuerdo de algún evento.